Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Mamma mia!

¡Mamma mia!divinity.es

"¡Mamma!". Esta palabra estaba dibujada en un mural al fondo, debajo de una única rosa roja. Y Edoardo Bennato, a pleno pulmón, la cantaba con profunda pasión. Los desfiles son cada vez más una exposición no solo de tendencias de moda, sino de ideas locas que nos sorprenden con resultados de una belleza increíble. Y eso es lo que hizo Dolce&Gabbana, por la pasarela de su desfile caminaban madres con bebés en brazos o llevando de la mano a niños pequeños. Había, incluso, una embarazada: Bianca Balti.

La firma presentó una colección en la que pudimos ver diseños setenteros llenos de bordados con frases de amor de madre y garabatos, vestidos con la falda estampada de flores, o un poco más largos y austeros. Algunos de los estampados florales parecían una repetición de los típicos de San Valentín. Pero básicamente, Dolce & Gabbana nunca se han alejado de este estilo. Y en este desfile tampoco se confiaron en la belleza demasiado edulcorada, porque incluyeron algunas mamis que parecían ir al trabajo vestidas con prendas de sastrería y bolsos de negocios.
Cuando el desfile acabó, después de que pasara una marcha de madres llevando los icónicos vestidos negros y ajustados de la firma, Domenico y Stefano se unieron a la multitud. Un espectáculo propio de la firma, pero que no dejó de sorprendernos.