Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Es día de recetas 'do it yourself': ¿cómo hacer mascarillas faciales caseras?

Mascarillas faciales caserasdivinity.es

Te damos varias recetas: las hay con efecto tensor, reafirmante, exfoliante, hidratante, estimulante, de aclarado y renovadoras. Dedica tiempo a tu piel y cuida de ella.

Mascarilla de miel y almendras
Para preparar el más exquisito exfoliante casero solo necesitas una cuchara sopera de miel y dos almendras. Tritura las almendras con el mortero hasta que den un polvo muy fino y mézclalo con la miel, luego añade una cucharadita de zumo de limón. Aplícalo suavemente en el rostro dándote masajes circulares y déjalo secar  durante 15 minutos. Enjuágate con agua tibia. Te sentirás rejuvenecida.
Mascarilla de frutas
Ciertas frutas son ideales para hidratar tu piel debido a su alto contenido de agua. Utiliza, por ejemplo, un plátano (banana) maduro y haz una pasta, la cual aplicarás sobre tu cara y el cuello suavemente. Espera 15 minutos y retira la mascarilla con agua fría para activar la circulación sanguínea.
Mascarilla de Yogurt
Las arrugas hablan de experiencia y madurez pero a nadie le gustan, con esta mascarilla las suavizarás. Mezcla un vaso de yogurt natural con una cucharadita de semillas de hinojo y otra de hojas de la misma planta trituradas. La crema debe ser homogénea cuando la apliques en tu rostro. Déjala durante 20 minutos y retírala con agua tibia. Repítelo día a día y tu piel lo agradecerá.
Mascarilla de limón
El limón es la fruta de los mil usos ¡quién se iba a imaginar que también elimina las manchas! Pues bien, mezcla una cucharada de miel de abejas con otra de zumo de limón. Aplícala con un algodoncito en la piel del rostro y déjala durante 20 minutos. Retira la mascarilla con un algodoncito y agua mineral. Ten cuidado de limpiarla bien ya que la exposición al sol de la piel con limón hace el efecto contrario provocando manchas.
Mascarilla de fresas
Si sientes la piel reseca utiliza esta magnífica crema natural para hidratarla y nutrirla. Tritura varias de fresas y mézclalas con miel. Aplica esta crema en tu piel y déjala por 20 minutos. Retírala con agua fría y siente como tu belleza vuelve con nuevos bríos.