Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

No hay excusas que valgan: Es hora de poner firme tu glúteo y poner duro tu abdomen

Trabajaremos el cuerpo por partes. Para empezar, nos pondremos en posición cuadrúpeda y estiraremos un brazo y la pierna contraria. Repetiremos los mismos movimientos con el otro brazo y la otra pierna. Una vez terminados éstos, nos posicionaremos como si fueramos a hacer una flexión, y nos mantendremos en suspensión, haciendo fuerza en el abdomen. Para seguir trabajando la musculatura abdominal, nos tumbaremos boca arriba, con los talones apoyados, las manos en la nuca, y tensionando el abdomen elevaremos la cabeza del suelo, con movimientos cortos y largos.