Ágatha Ruiz de la Prada: dime de quién te vistes y te diré quién eres