Cuando deja de ser Blair, Leighton Meester prefiere vivir en un chalé en California