Helen Lindes y unos acaramelados Amaia Salamanca y Rosauro Varó, en el basket