Mario Casas y María Valverde, viaje a Sevilla