Nadal se olvida de Djokovic en Ibiza