Oriente y occidente se fusionan en la colección de Sara Coleman