Poligoneros, el adjetivo más bonito cosechado por Cristiano e Irina