Rihanna, a la compra en bañador