Matthew Fox, de médico en la isla de 'Perdidos' a asesino en serie