Keanu Reeves, un atractivo y seductor samurái en su última película