El más macizo de los 'Take That' se divierte como un niño en el mar