Otra rosa más: Blanca Suárez