La marcha de Kemal les da una nueva oportunidad a Ayaz y Öykü