Katherine, un apoyo para Webber