Karev, el mejor confidente para Meredith