Malas noticias para Grey: Los nuevos internos tienen que trabajar con el jefe de cirugía