Nathan Riggs, molesto con la poca profesionalidad de April y Jackson