Maggie y Andrew, una relación secreta que ya no convence al interno