Una comisión analiza la posible negligencia médica de Warren