Meredith, a Maggie: “Soy una mujer muy afortunada”