Katherine Avery, a Richard Webber: "Yo soy yo, y no me aceptas tal como soy"