Aviso a las famosas: ojo, menos cirujano y más podólogo