Un dúo un tanto extraño:primavera y pieles