Del Papa a Sarah Jessica, famosos locos por las tablet