Las chicas (plebeyas) quieren ser princesas: analizamos el 'estilo Cenicienta' del siglo XXI