La 'mala pata' real continúa: Felipe VI se tropieza con una alfombra en Zarzuela