Júlia Pascual, psicóloga, sobre el cambio de actitud de Lucía Pariente: “Son las secuelas emocionales de no intentar luchar”