Así salva Núria Marín los problemas técnicos en el directo: "¡Qué no cunda el pánico!"