La Princesa Letizia echa de menos su profesión de periodista