Miguel Ángel Silvestre e Hiba Abouk, muy acaramelados en una fiesta