El clan Thyssen, unido en Ibiza