'Pechonalidad', de quita y pon