Hiba, en la playa con un bolso de 2000 euros