¿Están gestionando correctamente los nuevos Reyes su participación en Twittwer?