Ni dulces, ni zumo, ni leche: la estricta dieta de Miranda Kerr para lucir cuerpazo