Pepino y Crowford descubren cómo ir de fiesta en verano sin morir de calor