Dulce: “Isa, ya hablaremos, espero tus disculpas”