Omar Montes, a examen: la influencer Nat Cebrián nos descubre si tanta prenda de marca es falsa