Una apuesta, una madre pelma y muchos kilos en el primer capítulo de 'Ciega a citas'