Paso 3: El almíbar