Paso 4: El glaseado