Retomamos la gran pregunta: ¿Quién dice que el rosa es un color de chicas?