Primer reto: preparar un cupcake que refleje la canción y la esencia del artista