Último reto: elaborar mil cupcakes en un expositor que represente a las Chicas Scout