Una leona en el Congreso para luchar por los derechos de las chicas