Las llaves de la casa de los sesenta, en juego