Los renovadores utilizan todo su ingenio para salvarse de la expulsión